Diferentes técnicas para distintas temáticas

Estándar

Image

 

Hey felino, te traemos algunas recomendaciones, para que logres esa fotografía que deje boca abierta amas de uno, con estas nuevas  nueves técnicas, 

Comencemos con un elemento: la Luna.  Mucho se habla del mejor momento para la fotografía nocturna de acuerdo a las condiciones lumínicas – normalmente al anochecer, durante la llamada “hora azul”. Llevando este concepto a la fotografía de la Luna, podemos decir que el momento ideal es durante la etapa temprana de dicha hora, cuando recién comienza a elevarse. Dependiendo del lugar en el cual te encuentres, puede que no se vea demasiado brillante, pero su tamaño será notable. Y si además incluyes algún otro elemento estéticamente agradable dentro de la toma, podrás crear agradables composiciones.

Image

 

el Sol. Siguiendo la línea del tamaño, en este caso podemos valernos del equipo para obtener el efecto deseado. Los teleobjetivos permiten capturar un gran disco solar al atardecer. Lo mismo obviamente puede aplicarse a la Luna: un teleobjetivo evitará que esta aparezca como una pequeña mancha blanca en el cielo.

Image

 

si deseas dar un toque de refinamiento a una imagen capturándola en blanco y negro, recuerda disparar a color y en RAW en lugar de JPEG (si la cámara lo permite). Eso evitará la pérdida de información necesaria para luego procesar las imágenes como desees en el ordenador. Por otro lado, seleccionar el nivel más bajo posible de ISO disminuirá la cantidad de ruido en los tonos más oscuros.

Image

Y por último, dos opciones que te resultarán útiles al fotografiar corrientes de agua. La primera de ellas es difuminarla, para lo cual deberás generar un desenfoque. Prueba con una velocidad de obturación de 1/8 o menor. Utiliza un trípode y un disparador remoto, o bien el disparador automático de la cámara para evitar el movimiento. También ten presente que si el viento mueve los árboles o arbustos que aparecen dentro del cuadro podría arruinarse la toma.

Image

 

La otra opción a la hora de capturar corrientes de agua es congelar su movimiento. Para ello necesitarás una velocidad de obturación de al menos 1/250. Si no tienes suficiente profundidad de campo, prueba con un teleobjetivo y acércate. La locación capturada debajo – unas cataratas en Islandia – se luce en todo su esplendor con esta técnica.

Image

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s