12 Consejos para Hacer Mejores Fotos en Exposiciones de Pintura

Estándar
Fotos en Exposiciones y Museos

¿Alguna vez te has visto con tu cámara en una exposición y has querido hacer fotos a los cuadros o fotografías que estaban allí expuestas? ¿te has preguntado ´qué tipo de configuraciones aplicar en esas situaciones o qué consejos seguir para poder hacer fotos con ciertas garantías? Sin duda, no se trata del mejor escenario para hacer fotos si no has podido preparar antes el entorno, pero con estos 9 consejos y estos 3 ajustes probablemente obtengas mejores resultados cuando se presente una ocasión como ésta. ¿Te animas a conocerlos?

   

 

Introducción

Hace unos días me llamó un amigo por teléfono. Estaba en una situación comprometida (fotográficamente hablando). Se encontraba visitando una exposición de pintura y quería sacar unas fotos de unos cuadros.

Por supuesto, no estamos hablando de nada profesional. No podía utilizar trípode y tampoco ningún tipo de iluminación artificial. Se trataba del tipo de fotografías que podríamos hacer cualquiera de nosotros en las condiciones que los museos o salas de exposiciones imponen a sus visitantes: no se permite el uso de flashes en las cámaras y tampoco se permiten trípodes”.

Como podrás imaginar, las fotos que se realizan para reproducir las pinturas de los grandes maestros en los libros se realizan en entornos muy cuidados con trípodes y complejos sistemas de iluminación. Si no te dedicas profesionalmente a ésto, tus únicas posibilidades pasarán, como las de mi amigo, por salir del paso con los medios que tengas a tu alcance en ese momento y que no vayan contra las normas del recinto.

Así que, ahí van los consejos que le pude dar por teléfono en aquel momento y alguno más que incorporo a este artículo.

1. El consejo Número 1: Conoce tu Cámara

Foto de net_efektPuede que te parezca muy duro el tono en este primer consejo, pero es imprescindible que conozcas tu cámara antes de que te encuentres en situaciones como ésta.

Te puedo enseñar a hacer mejores fotos, pero no conozco el sistema de menús de cada cámara que hay en el mercado.

Te puedo dar consejos que te ayuden a mejorar sin entrar en profundizar el las implicaciones de cada ajuste de parámetros de tu cámara y sin que necesites por tu parte asimilar la información de forma inmediata.

Pero es necesario que conozcas los controles de tu cámara para saber como activar o desactivar el flash, como ajustar el ISO, o como seleccionar un determinado modo de disparo, apertura o tiempo de exposición si tu cámara lo permite.

Si no sabes ajustar estos parámetros, por mucho que trate de darte más consejos a nivel de configuración, no sabrás como aplicarlos.

2. Apaga el flash

Si estás usando una cámara con flash integrado, apagalo.

Un buen motivo para apagarlo puede ser el hecho de que esté prohibido. Saltandote las normas solo conseguirás que te expulsen de la sala. Habrá terminado tu visita y tu propósito.

Pero hay un motivo mejor aún. Por las características de los materiales del cuadro o de la foto que estés tratando de retratar y el ángulo utilizado para hacer la foto, normalmente frontal, la luz de tu flash rebotará sobre la superficie del cuadro y, al estar frente a él, conseguirás sacar una “bonita mancha blanca” fruto del reflejo del flash, con lo que habrás arruinado la foto.

3. Ajusta el tiempo de exposición

Foto de Mzelle BiscotteAl apagar el flash comprobarás casi con toda seguridad que las fotos empiezan a salir movidas.

Lo normal es que las condiciones de iluminación de interiores no te permitan hacer fotos sin flash con la configuración por defecto de la cámara.

Como hemos quitado una posible fuente de luz, tenemos que aprovechar al máximo los elementos que tenemos a nuestro alcance para poder hacer las fotos.

Si tu cámara permite realizar ajustes manuales del tiempo de exposición, ajusta el tiempo a unas condiciones que te permitan disparar a pulso sin que la foto salga movida.

4. Abre el diafragma

De nuevo si tu tipo de cámara lo permite, prueba a abrir el diafragma.

Abriendo el diafragma reduces la profundidad de campo efectiva, pero si estás haciendo una foto frontal a una pintura, todo el centro de interés queda en el mismo plano, por lo que puedes reducir la profundidad de campo sin que el resultado final se vea afectado.

5. Sube el ISO

Foto de net_efektEste es el ajuste que probablemente puedas realizar independientemente de tu tipo de cámara.

Cuanto más alto sea el valor del ISO, menos luz necesitarás para hacer las fotografías, aunque es probable que en los valores mas altos de tu cámara se aprecie mucho ruído en el resultado final.

6. Ajusta el balance de blancos

Si estás disparando en formato JPEG, comprueba el ajuste del balance de blancos de tu cámara. Normalmente traen por defecto configurado un modo de ajuste automático, pero tienen modos para distintos tipos de iluminación.

Comprueba que configuraciones tienes y elije la más adecuada para las circunstancias.

Si estás disparando en RAW puedes despreocuparte de este ajuste, ya que lo podrás ajustar con garantías en el procesado posterior de las fotos.

7. Revisa tu posición

Foto de ArtshooterUna vez has configurado tu cámara lo mejor posible, es hora de buscar el sitio para hacer las fotos.

Si lo que quieres es reproducir lo más fielmente posible la obra, tendrás que ponerte lo más centrado posible al cuadro.

Como probablemente haya más gente, tomate tu tiempo. Busca una posición en la que puedas hacer buenas fotos, preparalo todo y espera a que se de el momento en que no tengas a nadie delante.

Aunque haya mucha afluencia, más de uno esperará cortesmente a que hagas la foto. No abuses de estos gestos y ve haciendo fotos entre hueco y hueco.

8. Comprueba el encuadre

A medida que vayas haciendo fotos, ve comprobando los resultados para asegurarte de que el encuadre es el correcto.

Es preferible que sobresalga el fondo por los bordes de la foto a que cortes la obra. Ya habrá tiempo de realizar ajustes posteriores en el ordenador.

9. Estabilizate

Foto de cueditTe he explicado qué parámetros tocar de la cámara para aprovechar mejor la luz existente, pero hay un recorrido de mejora en tu pulso.

Existen diferentes posiciones para poder hacer fotos con más garantias, evitando que puedan salir trepidadas en unas condiciones de tiempos de exposición concretas.

Te aconsejo que revises este artículo. En el caso que nos ocupa no podrás tirarte al suelo para hacer fotos, pero hay posiciones que puedes adoptar que te ayudarán a conseguir una estabilidad extra.

También tienes el truco de la cuerda. Es casi como tener un tripode (o mejor un monopie), pero sin tenerlo. Técnicamente no es un trípode, por lo que no estás incumpliendo ninguna norma. Y tampoco requiere de un despliegue que entorpezca o estorbe a los demás, por lo que no veo ningún problema a que lo puedas usar.

Procesado posterior

Independientemente de los ajustes normales que puedas incluir en tu flujo fotográfico, voy a repasar especialmente tres de ellos cuya aplicación tiene mucho sentido en este tipo de fotos.

10. Ajusta la perspectiva

Foto de artshooterHa llegado el momento de realizar ajustes de mejora de la foto en nuestro laboratorio digital.

Podemos realizar una corrección de la perspectiva con Photoshop o con cualquier otro programa que utilicemos en nuestro flujo fotográfico, de modo que nuestra foto quede con una perspectiva totalmente frontal si lo que deseamos es reproducir lo más fielmente posible su aspecto.

Otra alternativa es trabajar con las utilidades de corrección de lente, que nos permite un ajuste más fino de la perspectiva.

11. Reencuadra la foto

Cuando ya hayamos corregido la perspectiva de la fotografía, podremos realizar un reencuadre para quedarnos con la parte de la foto que nos interese.

Este es el motivo por el que te recomendaba unas líneas atrás “dar aire” al cuadro por los lados de la foto. A la hora de hacer recortes siempre es mejor hacerlos en el ordenador que prescindir de elementos importantes de la foto en el encuadre que realizamos al disparar.

Para poder hacer estos reencuadres puedes utilizar prácticamente cualquier programa fotográfico. Como ejemplo, hace tiempo te contamos en detalle cómo utilizar las funciones de reencuadre en Lightroom.

12. Realiza los ajustes tonales necesarios

Foto de Ka z oYa te he hablado del posible problema asociado a la temperatura del color de la iluminación de la sala y la importancia de ajustar el balance de blancos en la cámara.

Independientemente de que hayas realizado o no los ajustes previamente, siempre puedes corregir el aspecto tonal de la fotografía en el ordenador para tratar de mostrar los tonos que mejor se ajustan a los originales de la obra.

Para ello puedes usar muchos programas. En alguna ocasión te hemos explicado como realizar estos ajustes con Photoshop, Camera RAW o Lightroom. Se trata de una funcionalidad básica con la que cuenta cualquier programa de edición fotográfica

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s