Algunos consejos para hacer retratos en interiores

Estándar

Image

 

Prestar atención al fondo: uno de esos consejos que no se limitan a los retratos en interior. Siempre hay que pensar en qué hay detrás de nuestro sujeto principal, en cómo sacarle partido si procede o en cómo quitarle importancia para que no distraiga al espectador.

Tener en cuenta la luz, desde dónde llega, qué ilumina, ir más allá de los colores, que a veces nos distraen, y pensar más en términos de luces y sombras, intentando conseguir en nuestras fotos el mayor número de contrastes y variaciones de tonos posibles.
 
Aprovechar la luz natural: en el caso de retratos en interiores eso significa buscar una ventana que tenga la orientación adecuada. Es decir, que entre suficiente luz pero que tampoco sea luz directa.

El trípode es nuestro mejor amigo: normalmente el mayor problema de la fotografía en interiores es la ausencia de luz. Eso nos obliga a usar tiempos de exposición algo más largos y por eso es necesario tener un trípode que evite vibraciones y desenfoques. La alternativa es usar un flash o aumentar la sensibilidad.

Controlar la profundidad de campo: de este modo podremos conseguir fondos desenfocados que le den un mayor protagonismo al sujeto de nuestra foto y, de paso, evitar fondos que no sean adecuados. 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s