Cómo desenfocar el fondo de tus fotos

Estándar

Una de esas dudas que suelen tener quienes dan sus primeros pasos en el mundo de la fotografía es cómo reducir la profundidad de campo de sus fotos y conseguir así que el fondo de sus fotos aparezca desenfocado. Simplificando mucho, podemos definir la profundidad de campo como aquella zona de la imagen que aparece enfocada o nítida. Cuanta más profundidad de campo tenemos, más enfocado estará el fondo de nuestras fotos y viceversa.

Para jugar con la profundidad de campo tenemos que tener en cuenta dos cosas principalmente: la distancia que hay entre los distintos elementos de la foto (el sujeto y el fondo) y la apertura de diafragma que estamos usando. Para conseguir que el fondo esté desenfocado, lo ideal es que haya mucha distancia entre el sujeto y el fondo. Si simplemente ponemos a nuestro sujeto apoyado en una pared, la distancia respecto a la cámara de los dos elementos es mínima y si el sujeto aparece nítido, el fondo también lo hará.

En relación con esto último, para obtener ese efecto de fondo desenfocado muchos fotógrafos recomiendan usar objetivos con una distancia focal de unos 50 mm. En el caso de retratos esto ayuda no sólo areducir la profundidad de campo, sino además a evitar las distorsiones que un gran angular puede crear al retratar un rostro de cerca.

En cuanto a la apertura, para tener menos profundidad de campo debemos usar una apertura lo más amplia posible. Es decir, un número F bajo. Si disparamos con una cámara que tenga controles manuales y queremos modificar la apertura, tenemos dos opciones principalmente: usar el modo manual, que nos permite controlar todos los parámetros de la fotografía, o bien usar el modo de prioridad a la apertura, con el que nosotros controlamos la apertura y es la propia cámara la que calcula el tiempo de exposición adecuado. Además, la mayoría de las cámaras incluyen entre sus modos de escena un modo retrato que suele dar buenos resultados para conseguir ese efecto de desenfoque en el fondo de la foto.

Debemos tener en cuenta que si la profundidad de campo es excesivamente pequeña podemos encontrarnos con que ni siquiera todo el sujeto esté enfocado y esto no es bueno. En un retrato, por ejemplo, podemos tener parte del rostro perfectamente nítido y el resto no. Lo más sencillo es hacer algún disparo de prueba e ir ajustando la posición del sujeto y la apertura.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s