Tipos de ángulos en la composición fotográfica

Estándar

La composición lo es todo en fotografía. Un buen encuadre puede suponer que una foto sea buena y original o que sea simplemente vulgar. Por composición entendemos al acto de acotar lo que va a salir en la fotografía usando el visor o la pantalla. Al hablar de la composición fotográfica tenemos que diferenciar entre dos cosas diferentes: los planos y los ángulos fotográficos.

Los planos se encargan de cuánto sale en la fotografía y de la distancia que se crea entre el observador y la escena o el sujeto fotografiado. Así, podemos tener desde un plano general o panorámico que nos muestra una gran escena (propio de la fotografía de paisajes) hasta un plano medio corto (lo más habitual en los retratos) o incluso un primerísimo primer plano (centrado, por ejemplo, en un objeto concreto). Otro día hablaremos con más detalle de los planos, pero en este post nos centraremos en los ángulos.

 

Ángulos fotográficos

En fotografía al hablar de ángulos lo hacemos de la inclinación que usamos para tomar una fotografía respecto al suelo o al sujeto. En un ángulo normal o ángulo neutro el ángulo de la cámara es paralelo al del suelo. El ejemplo más claro sería cuando hacemos una foto de una persona. En ese caso normalmente ponemos la cámara a la altura de los ojos en un ángulo recto, sin inclinación.

Si disparamos con un ángulo oblicuo superior, es decir, enfocando desde arriba hacia abajo, estamos usando un ángulo picado. Lo opuesto a este ángulo es el ángulo contrapicado. En este caso disparamos con una inclinación oblicua inferior. El primero se usa para transmitir una cierta vulnerabilidad o debilidad en el sujeto, mientras que el segundo es adecuado para representar a un sujeto dominante.

Las variaciones extremas de estos ángulos son el ángulo cenital, en el que la cámara está encima del sujeto, formando un ángulo perpendicular al suelo, y el ángulo Nadir, con la cámara creando un ángulo perpendicular desde el suelo, como si estuviésemos tumbados en el suelo. Este último se puede emplear en la fotografía de arquitectura.

En el ángulo holandés, también llamado ángulo Batman, lo que se hace es girar la cámara levemente sobre sí misma, haciendo que las líneas horizontales dejen de serlo. En cine se usa para las escenas de tensión porque crea en el espectador una cierta inestabilidad. En fotografía normalmente se emplea con una intención puramente estética. Podéis ver un ejemplo en la foto que tenéis al principio del post.

Más adelante os hablaremos con más detenimiento de cada uno de estostipos de ángulos fotográficos, de sus usos más habituales y os mostraremos ejemplos detallados.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s