Consejos para cuidar tus tarjetas de memoria

Estándar

Con el salto a la fotografía digital las tarjetas de memoria han sustituido a los carretes. Son un accesorio imprescindible para cualquier fotógrafo, pero también son dispositivos delicados y, por tanto, conviene tener un cuenta algunos consejos para su correcto uso. Desde ePhotoZine nos ofrecen algunas recomendaciones interesantes para no tener sustos. Os las resumo.

Aunque existen tarjetas de memorias resistentes al agua o a los golpes, como normal general, es mejor ser cuidadoso y procurar que las tarjetas de memoria estén siempre secas y limpias, no dejar que se caigan al suelo y nunca doblarlas o forzarlas. Además, también es conveniente evitar las temperaturas extremas. Si llevas más tarjetas aparte de la que está dentro de la cámara (esto es siempre conveniente) asegúrate de transportarlas protegidas dentro de una funda dura.

Desde ePhotoZine nos recomiendan formatear las tarjetas de memoriaantes de empezar a hacer fotos con ellas. Esto es especialmente necesario si usamos una misma tarjeta con varias cámaras. Realizad el formateo siempre desde la cámara, no en el ordenador.

Aunque podemos conectar la cámara por USB a un ordenador para transferir las fotografías, es recomendable hacerlo usando un lector de tarjetas. En teoría así la transferencia es más rápida. Yo no tengo claro que sea así, pero de lo que sí estoy seguro es de que es más cómodo tener un lector de tarjetas, aunque sólo sea por no tener que estar siempre pendiente de dónde hemos dejado el cable de la cámara. No sé si a vosotros os pasa lo mismo, pero yo siempre tiendo a olvidarme de dónde lo he puesto.

Por supuesto, antes de quitar la tarjeta de la cámara o del lector, tenemos que asegurarnos de que no se está produciendo actividad con ella. En el caso de la cámara, apaga la cámara antes de sacar la tarjeta; y en el del lector, expulsa la unidad del ordenador antes de sacarla.

¿Cuántas tarjetas es conveniente usar? Hay quien prefiere usar una únicatarjeta de memoria de mucha capacidad y quien prefiere tener varias tarjetas de menor capacidad. Depende mucho de cada uno. El riesgo de usar una única tarjeta de gran capacidad es que puedes perder los datos si la tarjeta se pierde o se estropea antes de que puedas hacer una copia de seguridad. Personalmente, os recomiendo llevar siempre una tarjeta de repuesto en la mochila por lo que pueda pasar.

Hablando de errores. Si os salta un aviso de error relacionado con la tarjeta de memoria mientras estáis haciendo fotos, lo mejor que podéis hacer es apagar la cámara y cambiar de tarjeta. Una vez en casa, con más calma, ya veremos si se pueden salvar las fotos que hayamos tomado hasta ese error.

Nunca borres las fotografías de una tarjeta de memoria hasta haberte asegurado de que tienes una copia de seguridad. Scott Kelby, en The Digital Photography Book, recomienda tener dos copias separadas de las fotos antes de eliminar la tarjeta. Por ejemplo, en un ordenador y en un disco duro externo, o en dos ordenadores diferentes. De esa forma se reduce la posibilidad de perder fotografías importantes. Para un fotógrafo aficionado perder fotos no es un gran problema, pero para un profesional puede ser desastroso.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s